Algunas personas piensan que la autocompasión puede ser un sentimiento de pena o pesar hacía uno mismo, pero aquí vengo a contarte que es algo completamente contrario a esta idea errada.

Si no has leído los artículos anteriores, te recomiendo que leas el artículo “Vivir en compasión” para que entinedas un poco más de dónde surge esta emoción y los grandes efectos que tiene sobre nuestras relaciones con los demás. –Puedes leerlo aquí.

La autocompasión, es una emoción muy poderosa que nos permite transformar la manera en la que nos vemos, nos sentimos y nos percibimos a nosotros mismos. A través de la compasión, nos permitimos entender con mayor claridad y conciencia, las situaciones que surgen en nuestro día a día y la manera en la que actuamos frente a ellas.

Además, nos permite entender que todos necesitamos hacer una pausa en el camino y replantearnos procesos, entornos y relaciones, con el fin de crecer y mejorar como personas, para así darle lo mejor de nosotros a quienes nos rodean.

Es muy importante que comiences a reflexionar sobre la compasión que tienes contigo mismo/a y si te estás permitiendo sentir emociones de alta vibración que te ayudarán a buscar las mejores soluciones para los retos que se te presenten.

Hoy te invito a que busques un momento de calma para ti, a que pongas la mano en el corazón y enfoques tu respiración en el área del pecho. Aprovecha este tiempo a solas para reflexionar y decidir cómo quieres vivir de ahora en adelante y cuáles emociones quieres que te dominen, si de alta vibración como el amor, el agradecimiento, la compasión y el cuidado; o, por el contrario, te seguirás dejando llevar de emociones de baja vibración como la ansiedad, el miedo y la frustración.

Comparte este contenido
Enviar
¿Cómo te puedo ayudar?
Hola, soy Cata, ¿Cómo te puedo ayudar?