Cuando vives tu día a día en acelere, haciendo multitareas y queriendo abarcar todo al mismo tiempo, es muy probable que esto te genere ansiedad, estrés, depresión y te traiga algunas complicaciones en tu bienestar.

Cuando haces pausa, no solo te ayudas a calmar tu mente, tu cuerpo físico y tu corazón, sino que también te ayudas a organizar tus pensamientos y comenzar a crear estrategias de lo que quieres realmente para tu vida, qué es lo importante y cómo vas a lograrlo con fluidez y desgastándote lo menos posible.

Regalarte una pausa es practicar contigo la autocompasión. Tómate un tiempo, puede ser unos minutos diarios, o unos días, o lo que sientas que necesitas y como mejor fluyas para reconectar contigo y permitirte acceder a la inteligencia de tu corazón!

Te invito a que leas el artículo ¿Qué es la inteligencia del corazón? Para que descubras por qué es tan importante vivir en emociones positivas, tomarse un tiempo para conocer el funcionamiento de tu corazón y dejarte guiar por él.

Comparte este contenido
Enviar
¿Cómo te puedo ayudar?
Hola, soy Cata, ¿Cómo te puedo ayudar?