Durante nuestra vida, hemos experimentado relaciones de todo tipo, amorosas, laborales, de amistad, entre otras. Algunas de ellas seguramente han dejado una gran huella a través del tiempo y siguen presentes luego de varios años de haberse creado, otras relaciones son más esporádicas y un poco menos significativas y otras, pudieron haber sido cortas o largas pero un poco conflictivas.

En todo este proceso de entrenar mis emociones y conectar mi corazón, mente y cerebro para vivir en coherencia y resiliencia, he descubierto que las personas que me rodean, son una parte fundamental en todo este camino. Desde que comencé a trabajar en mí, empecé a realmente descubrir la importancia de mis relaciones y cómo estas afectan mis emociones y hasta mi bienestar físico y emocional.

Por eso, hoy te traigo 5 tips que me han ayudado muchísimo a establecer relaciones sanas y duraderas, tanto personales como laborales:

  1.  Primero escúchate a ti mismo/a: Cuando aprendes a conocerte, a transformarte y a amarte, abres tu corazón para atraer a esas personas que son adecuadas para ti y que te ayudarán en el proceso por el que estés pasando. Se convertirán en tus aliados y tú en el de ellos.
  2. Practica la compasión: Permítete cuando tengas la oportunidad de ponerte en los zapatos del otro y entender sus decisiones. La compasión también te ayuda a establecer límites y mantener las relaciones sanas, facilitando la resolución de conflictos.
  3. Identifica cuándo es el momento adecuado para escuchar al otro y darle lo más preciado que tenemos… ¡espacio y TIEMPO! Muchas veces creemos que una relación sana es estar ahí en todo momento y pre-ocuparnos constantemente por el bienestar del otro. Pero es muy importante reconocer el momento adecuado de la otra persona para ser escuchada y ayudada, o por el contrario cuando necesita un tiempo a solas para conectarse consigo mismo/a. Una relación sana también es tener espacios individuales de reconexión y autocompasión.
  4. Elige un círculo de apoyo: Analiza muy bien tus relaciones actuales y asegúrate de estar rodeado/a de personas que te apoyan, que son solidarias, generosas e inspiradoras, con las cuales puedes trabajar en cooperatividad, estas son las relaciones que quieres cultivar en el transcurso de tu vida.
  5. Sé agradecido/a: Agradece a cada una de tus relaciones porque de ellas has obtenido un gran aprendizaje. Y con amor y agradecimiento despídete de aquellas que no son adecuadas para tu proceso de crecimiento personal, ¡son maestras de tus avances y aprendizajes!
  6. Cuando cuidas tus relaciones y practicas las emociones regenerativas: amor, compasión, agradecimiento y cuidado; puedo asegurarte que lograrás construir no solo relaciones sino una gran nueva base de vida.
Enviar
¿Cómo te puedo ayudar?
Hola, soy Cata, ¿Cómo te puedo ayudar?