La ansiedad es una emoción que nace de una situación que te genera exceso de miedo, pre-ocupación, inquietud, impotencia, sobre-ocuparse, frustración, expectativas muy altas, esperar de los demás.

Cuando experimentas ansiedad, tu cuerpo comienza a experimentar síntomas como: palmas sudorosas, temblores, dolores de cabeza, aumento de tu frecuencia cardíaca, trastornos nerviosos como TICS, compras compulsivas, adicciones, entre otros síntomas que te impiden llevar tu mente en claridad.

Por eso, quiero entregarte estos 3 pasos que puedes usar al momento de experimentar ansiedad en alguna situación de tu día a día:

  1. Nota y admite lo que estás sintiendo.
  2. Dale nombre a ese sentimiento.
  3. Cierra tus ojos y concéntrate en tu corazón mientras intentas relajarte. Respira más despacio y profundo de lo usual y siente cómo al exhalar, todo el estrés y la ansiedad salen de tu cuerpo. Este último paso puedes realizarlo el tiempo que consideres necesario hasta que sientas cómo la calma vuelve a ti.

    Siguiendo estos simples 3 pasos, te sorprenderás con la calma y la relajación que sentirás luego.

Enviar
¿Cómo te puedo ayudar?
Hola, soy Cata, ¿Cómo te puedo ayudar?